Cómo adaptar los puestos de trabajo a personas con diversidad funcional

En Prest creemos en las oportunidades y en las capacidades de todas las personas. Gracias a nuestra experiencia, podemos asesorarte si tienes interés en contratar a personas con diversidad funcional en tu empresa.

Somos un Centro Especial de Empleo (CEE) que une empresas y personas con diversidad funcional. Nuestra finalidad es garantizar el futuro laboral de estas y favorecer a una sociedad más inclusiva. A continuación, te hablamos de lo más importante respecto la adaptación en el puesto de trabajo:

 

¿Para quién hay que adaptar el puesto de trabajo?

Hay que tener en cuenta que las necesidades especiales son muchas y muy variadas, y, por ende, no todas requieren la necesidad de adaptación de los espacios de trabajo. Aquí te dejamos las necesidades especiales más susceptibles de necesitar cambios en los puestos de trabajo:

  • Personas con discapacidad reconocida (es el documento o certificado que reconoce el nivel de dificultad que una persona tiene para realizar cosas como trabajar, moverse…).
  • Trabajadores/as con discapacidad permanente (personas que a raíz de un accidente o enfermedad ya no podrán retomar su antiguo trabajo pero sí otro distinto).
  • Personas con incapacidad sobrevenida (discapacidad que surge a raíz de sufrir un accidente o enfermedad).
  • Empleados y empleadas que han de estar expuestas a ciertos riesgos como alergias o disminución sensorial.

¿Por dónde empiezo?

Tomas las medidas necesarias debe ser lo primero. Tiene tres objetivos, principalmente; que el puesto sea accesible en todos los sentidos, que la tarea no supere las capacidades del trabajador y que el trabajo no empeore la salud de la persona implicada.

Es importante mencionar que la adaptación de los puestos de trabajo ha de ser privada y confidencial. Además, ha de garantizar la autonomía y los derechos del trabajador o trabajadora. A continuación, recogemos algunas medidas que puedes adoptar en tu empresa para adecuar los puestos de trabajo y hacerlos más accesibles:

  • Ajuste de la iluminación.
  • Adaptación de mobiliario como sillas y mesas.
  • Instalación de timbres, interruptores, etc. a la altura de personas en silla de ruedas.
  • Incorporación de teclados en braille.
  • Instalación de carteles y señales en braille y con letras grandes.
  • Adición de sonidos de advertencia.
  • Eliminación de barreras físicas y arquitectónicas del edificio.

¿Qué es la ergonomía?

La ergonomía hace referencia al «conjunto de conocimientos científicos aplicados para que el trabajo, los sistemas, productos y ambientes se adapten a las capacidades y limitaciones físicas y mentales de la persona», y tiene el objetivo de adaptar el trabajo a las capacidades y posibilidades del ser humano (Asociación Internacional de Ergonomía).

Hay tres aspectos a tener en cuenta a la hora de adaptar los puestos de trabajo: la persona implicada, las labores que realiza y el espacio de trabajo. En función de estos tres puntos, la adaptación será de una manera u otra. Sin embargo, hay que tener en cuenta los criterios ergonómicos, los que a su vez, han de responder a las necesidades y limitaciones de los trabajadores.

 

¿Cuánto me va a costar la adaptación de los puestos de trabajo?

Una de las dudas que suele surgir en las empresas es cuánto gasto supone ajustar los puestos de trabajo a personas con diversidad funcional. En la mayoría de los casos, las modificaciones de los espacios de trabajo no suponen un gran coste para las empresas. Las empresas están obligadas a cumplir con la Ley y ajustar el entorno laboral; de no hacerlo, podrían ser denunciadas y sometidas a una Inspección de Trabajo. Para facilitar la aplicación de estas modificaciones a las empresas, el Real Decreto 1451/1983, que regula el empleo selectivo y medidas para el fomento del empleo de trabajadores con diversidad funcional, recoge subvenciones para afrontar la adaptación de los puestos de trabajo. Esta ayuda puede ser solicitada por el propio trabajador si la empresa no lo hace, y la subvención es de hasta 900€ por contrato, aproximadamente.

 

El ajuste de los puestos de trabajo a personas con diversidad funcional supone un cambio en las condiciones del puesto para que sea accesible para una persona con diversidad funcional. Estas modificaciones pueden ser de distinta índole: flexibilizar horarios, adaptación de espacios, iluminación y/o mobiliario, etc. Esta adaptación consiste en adecuar el entorno laboral a las necesidades de las personas con capacidades diferentes, teniendo en cuenta sus necesidades, características y limitaciones.

¡Compártelo!

Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn

Noticias relacionadas

Diversidad funcional o discapacidad

¿Qué es diversidad funcional?

¿Por qué hay dudas al hablar de diversidad funcional o discapacidad? ¿Diversidad funcional o discapacidad? ¿Cuál es el término correcto? En la actualidad sigue existiendo

Scroll Up
Abrir chat
¿En qué te podemos ayudar?
Bienvenido a Prest.
¿En qué podemos ayudarte?